Psicólogo Online, Psicólogo por Teléfono o Psicólogo Presencial?

Ventajas e Inconvenientes de cada Modalidad

En este artículo quisiera desmitificar la idea de que es mejor acudir a un psicólogo presencial que a uno online o por teléfono.

Primero estableceré la diferencia conceptual entre online y por teléfono. Para mi, online quiere decir por email o chat, y por teléfono significa poder escuchar a la persona, con sus cambios de entonación, sin que, al escribir, quiera decir las cosas tan perfectamente que se pierda la espontaneidad.

Para mi es imposible trabajar con un paciente al que no oiga su voz, su entonación, sus inflexiones y pausas, las palabras que se escapan inconscientemente. Esas palabras que muchas veces son claves, esas palabras que consciente o inconscientemente decimos y que se revelan como algo muy importante en la terapia. Y, sobre todo, una persona lo que desea es saberse escuchada y comprendida.

Con lo cual descarto categóricamente la utilización de un medio escrito (email, chat, WhatsApp) ya que cuando escribimos no lo hacemos de un modo espontáneo. Espontaneidad necesaria para poder percibir lo que nuestro inconsciente revela.

También descarto el uso de Skype o similares, dado que nuestro cerebro en los últimos 100 años se ha acostumbrado al teléfono pero no ha tenido tiempo suficiente para adaptarse a la videoconferencia, que a veces es imperfecta, y le resulta artificial.

Así pues solo nos quedan dos opciones, acudir a un psicólogo presencial en su consulta o ser atendido por teléfono. Ambas tiene ligeras ventajas y desventajas.

En la consulta, presencialmente, el terapeuta puede ver el lenguaje no verbal, el lenguaje corporal. Esto es algo interesante. Pero se corre el riesgo de que por la apariencia física de cada uno, a uno u otro les «caiga mal el otro», al igual que se corre el riesgo de que ciertos movimientos corporales sean mal interpretados. Otra desventaja es la falta de privacidad en cuanto se nos suele pedir el nombre completo, dirección, etc.

En el caso de la consulta y/o terapia telefónica hay ciertas ventajas entre las cuales está la inmediatez, el anonimato, eliminación de distancias, solución a la falta de tiempo, comodidad y economía.

Evidentemente no con ello quiero decir que la consulta y/o terapia telefónica sea mejor que la presencial. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, pero ambas dos son igualmente efectivas.

Con este artículo espero haberos aclarado las diferencias entre un psicólogo online, un psicólogo por teléfono y uno presencial.