Cómo Controlar el Sufrimiento (2) – «El Sitio de Sufrir»

Al igual que la anterior técnica que te he enseñado (la que se titula «El Rato de Sufrir») esta  es otra de las maravillas de la nueva psicología.

Propone controlar “dónde” dejamos que salgan los pensamientos que nos producen ansiedad,  depresión o estrés. No en cualquier sitio vamos a permitirle a nuestra mente que deje salir esos pensamientos negativos. Solamente en un lugar específico.

Se parece a aquello que quizás te dijesen de niño (o niña)…«¡Vete al rincón de pensar!»

Esta técnica sirve para: la ansiedad, el estrés, la depresión, las obsesiones, las fobias, los traumas, y para controlar todo tipo de pensamientos que nos provocan malestar….

En la P.N.L. (Programación Neuro-Lingüistica) y en la Hipnosis Ericksoniana se estudia un descubrimiento importantísimo: los anclajes.

Los anclajes son aquellas imágenes, sonidos, gestos, sitios, olores y sabores, así como impresiones táctiles, que hacen que nos sintamos de la misma forma que nos sentimos en un momento del pasado.

Te lo voy a explicar:

¿Verdad que determinadas canciones tienen el poder de ponerte feliz o triste? ¿Que imaginarte aquel prado verde tan bonito en el que estuviste hace años te provoca paz? ¿Que cuando estás agobiada (o agobiado) y un amigo te da unas palmadas en el hombro te sientes mejor?

Eso son anclajes. Nuestro subconsciente asimila una información de los sentidos a un estado de ánimo.

En si, esa canción, esa imagen o esas palmadas no tiene un significado por si mismos. Esa canción en concreto te evoca un estado a ti que no es el mismo que evocaría a tu vecino. Esa imagen del prado no quiere decir nada para tu mujer (o tu marido) a no ser de que ellos hubiesen estado allí contigo, y aun así quizás signifique algo distinto. Y que esos golpecitos en la espalda dados en el culo significarían para ti otra cosa distinta.

¿Porqué justamente esas cosas te producen ese efecto a ti y no a otro?: Porque actúan como un anclaje.

Es como si se hubiesen imbuido, se hubiesen empapado de la sensación que tuviste en aquel momento y tuviesen el poder de repetir en ti esa sensación solo reproduciéndolas, físicamente o con el pensamiento. En tu subconsciente existe una asociación entre eso y el estado emocional que eso significó para ti en un momento  determinado.

Y vamos a aprovechar los anclajes para ayudarte a Controlar la Depresión, o a controlar cualquier otra cosa.

La Técnica del «Sitio de Sufrir»

Cuando estamos mucho rato en un sitio día tras día, en un sofá o en una butaca por ejemplo, y durante esos ratos sentimos un dolor emocional (estamos angustiados o deprimidos) nuestro subconsciente va asociando ese lugar en concreto con esa sensación…es como si le estuviésemos dando a un sitio en concreto el «poder» para hacernos sufrir.

Así que lo que tenemos que hacer es decidir dónde, a qué, le vamos a dar el poder de hacernos sufrir. Y solo ahí o a eso.

Siempre que te encuentres angustiado/a o deprimid/a, vete a tu «sitio de sufrir».

Y, sobre todo, en cuanto te des cuenta de que te estás poniendo nervioso o nerviosa, triste o angustiado, levántate inmediatamente y vete a tu «sitio de sufrir».

Si no, estarías dándole el poder de hacerte sufrir a un sitio a que no quisieras (a tu rincón del sofá, a tu butaca preferida, a tu lado de la cama…).

Esta técnica es complementaria a la anterior que te expliqué, el «Rato de Sufrir».

Se trata pues de decidir «a qué hora» y «dónde» vamos a sufrir.

Nota: Durante el rato que estamos en nuestro «sitio de sufrir» es fundamental no luchar con nuestros sentimientos, no reprimirlos  y no contenerse…llorar, gritar, pegarle a una almohada o un cojín….¡darnos permiso para sentirnos fatal!¡en cuanto dejemos ese sitio dejaremos de sufrir !!!!!!

Estate tranquila (o tranquilo), increíblemente verás como sucede lo contrario a lo que piensas. Por ello este tipo de ténicas se llaman «paradójicas»

 

2 comentarios en “Cómo Controlar el Sufrimiento (2) – «El Sitio de Sufrir»”

  1. Pingback: Cómo Controlar la Ansiedad – “El Rato de Sufrir” : ayudapsicológicaya.com

  2. Pingback: ¿Depesión o Estado Depresivo? 10 Cosas que Puedes Hacer para Combatirlas | ayudapsicológicaya.com

Los comentarios están cerrados.